15 de diciembre de 2017

El roscón de Belén

Este año me he saltado la presentación de las recetas de galletas de Navidad y he acampado delante de vosotros con un roscón de reyes. Papá Noel espero que no se enfade con migo. He llegado al punto de mi vida en el que mis hijas me dice que me estoy convirtiendo en una abuela, no por edad o apariencia, sino que siempre estoy cocinando y quehando me que no se comen toda la comida. Que las tres comidas diarias se han doblado el volumen ya son 6 y muy consistentes. Noo.. Es broma pero... Este año los preparativos para las fiestas las he empezado como un mes más tarde. Si, porque si miras otros años en mi blog no paraba de publicar recetas dulces o saladas, propuestas de menú navideño y mil cosas más.
Así que, este año con calma, y saltandonos unos cuantos eventos, preparamos el primer roscón.
Según mis planes, hasta así, me he adelantado con los preparativos, dos días, pero esto ya es como una nada, no cuenta.
El día 13 tras un reto que presentó la bloguera @cocinandosabores, el Instagram se llenó de repente de roscones de reyes. Una más bonita que la otra una más apetitosa que la de anterior visto y así llevaba yo babeando frente mi móvil, con ansiedad ya para sacar mis manos de los bolsillos y encender el horno.
El día 14 ayer, vi la propuesta de Belén, de @cupcakesagogo, un roscón hermoso, decorado sencillo pero muy rico, que llevaba como ingrediente Aove. Esto captó mi atención, y al leer el proceso, me anime al final y puse mis dos chicas a trabajar. Mis dos chicas, el horno (que tiene nombre de chico) y el KA. Por nada pero mi hija mayor está sepultada debajo de códigos leyes apuntes y más material para estudiar, a veces solo la veo, si sale de su cuarto para ir al baño... Y a la pequeña, parece que los profes de universidad de arte les dio por bromear, y les han mandado un montón de trabajos para hacer. Pero por lo menos parecen más divertidos y coloridos.
Como decía, yo, y mis dos aliadas, el horno y la amasadora, nos pusimos a preparar el roscón de Belén. (ya se como se va a llamar mi entrada)



Ingredientes :

75 g de huevo batido
100 g de azúcar
300 g de harina de fuerza
100 g de leche templada
20 g de levadura fresca o 7 g levadura seca
La ralladura de una naranja
40 g de Aove
20 g de agua de azahar

Modo de preparación

Templados la leche y ponemos la levadura (yo, seca)
Mezclamos y dejamos que empecé a burbujear.
En el bol de la batidora, amasadora, ponemos el huevo ligerameybatido, el azúcar, la harina, la ralladura de naranja, el Aove y el agua de azahar.
Ponemos en marcha la batidora, y añadimos la leche con la levadura, dejando un poco de leche, por si la masa no necesita toda la hidratacion. (a mi me quedó algo menos de un dedo)
Amasamos durante 10-15 minutos, a velocidad baja. Obtendremos una masa algo más pegajosa, no fácil de manejar, por esto, aceitamos las manos, también un bol y transferidos la masa. Intentamos bolera la masa, y la cubrimos con papel film y un trapo limpio, y dejamos a levar.
Levará dos horas según Belén o más. En mi caso, por usar levadura seca, el levado ha durado más o menos cuando llegas cuatro horas.
Deagasificamos y le damos la forma de roscón, siempre con las manos untadas de aceite. Así será bien manejable la masa.
Dejamos un agujero generoso para que al levar y hornear no se cierre.
Dejamos levar otra vez, y cuando la masa ha doblado su volumen, la pincelamos con huevo batido y la decoramos según más nos guste.
Yo la he decorado con rocas de sésamo tostado y caramelizado, y azúcar humedecido.
Horneamos a 180 grados unos 25 minutos.
Yo, para no esperar otras cuatro horas para que doble su volumen, después de una hora, la he pintado con el huevo batido, la he decorado, he encendido el horno y he metido mi roscón.
Con el tiempo que lleva el horno de gas a llegar a temperatura es bastante tiempo para que la masa leve con el calor del horno.
Esto lo aprendi de Iban Yara, horneado panes de su libro Pan casero.
Sólo queda disfrutar de un roscón delicioso. ¿Que me cuentas? Te animas a probar este roscón con Aove.?
¡Enjoy it!
Con amor Eni.


12 de diciembre de 2017

Clafoutis de cerezas negras


Uno de los postres preferidos de mi hija pequeña, Tatiana, es el pastel francés llamado Claofutis, que tiene como principal ingrediente las cerezas. Se prepara a base de leche, huevos, azúcar y harina. Tan rápido como de simple y a la vez con un resultado  espectacular.
Nosotros lo hemos probado templado, y está delicioso, pero si tienes paciencia y lo guardas en la nevera, día siguiente ha ganado en sabor. Su textura parecida a un pudding, lo hace muy apetecible en verano en temporada de cerezas.
Solia prepararlo en bandeja redonda amplia pero hoy he pensado en este molde de Bundt cake, porque las tartas salen tan bonitas.
Me voy los domingos al mercado del pueblo vecino porqué las frutas y verduras están en un precio muy bueno.  Me sorprendió ver cerezas en esta época del año y dudé en comprarlos, pero después de las insistencias de la vendedora y después de probarlos me llevé una cajita de un kilo. Sabía en el momento que la forma perfecta para disfrutar de éstas cerezas negras, dulces, grandes y crujientes era preparar una tarta.
Con esta ocasión, publicaré de nuevo la receta,será bueno para recordar.

Ingredientes :

Para un molde de Bundt cake de Nordic Ware

1 kg de cerezas
450 ml leche
5 huevos
2 cucharas soperas colmadas de nata agrja
165 g de azúcar
Pizca de sal
300 g de harina
1 cucharadita de esencia de vainilla


Modo de preparación :

Lavamos las cerezas, las escurrimos y sacamos los huesos.
Encendemos el horno a 200 grados.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que se incorporen bien. Añadimos la nata agria, la mantequilla ablandada, la vainilla y la harina con sal. Seguimos batiendo. Bajamos la velocidad al mínimo y añadimos la leche. La mezcla que resulta será muy parecida a los crepes.
Cogemos nuestro molde, lo cubrimos con spray para desmoldar (es una maravilla) y añadimos la mitad de la mezcla. A continuación añadimos las cerezas, repartiendolos por toda la superficie del molde y cubrimos con el resto de la mezcla.
El molde estará lleno hasta arriba, pero no te asustes, no es una masa que sube, así que no se va a derramar durante la cocción.
Horneamos 20 minutos a 200 grados y bajamos la temperatura del horno a 160 para otros 30-35 minutos.
Puedes abrir la puerta del horno para comprobar con un palillo el estado de la cocción.
Sacamos del horno el molde, lo dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos encima de un plato.
Una vez que el claofutis está completamente frío, espolvoreamos con azúcar glace a gusto.
Se sirve frío, y mejora su sabor día siguiente de su preparación. Se guarda en la nevera, tapada. Pero fuera también aguanta hasta su consumición.
¡Enjoy it!
Con amor Eni!


28 de noviembre de 2017

Azúcar invertido


Llevo mucho, queriendo preparar el azúcar invertido, porque leí sobre los beneficios de este producto en su uso en la preparación de bollería, tiene la propiedad de aportar humedad a los dulces que preparamos. También se utiliza en la preparación de helados por su poder anticristalizante. Así obtendremos un helado cremoso.
Su textura es espesa como la de la miel, dulce y con aroma de limón.
Una vez preparado bien, lo guardas dentro de un tarro de cristal, lo tapas y lo tienes para largo tiempo. Como es la primera vez que lo preparo, te avisaré con el paso del tiempo, cuanto me ha durado el azúcar invertido, sea por el motivo que sea, por si se ha estropeado o simplemente lo he utilizado todo ^^. Pero realmente tengo entendido que dura semanas y semanas.
Decidí prepararlo cuando di con esta receta, la de Chez Silvia Icart.Y como no, la Navidad está en la vuelta de la esquina, y no faltará en casa alguna caracola con nueces y amapola, o un rico Brioche, también haremos algún bizcocho así que nos aseguramos de que queden tiernos el tiempo máximo posible. Ya son algunos motivos buenos para probar el azúcar invertido. ¿Que me dices?
Receta sencilla, con ingredientes naturales, azúcar, agua y zumo de limón.


Ingredientes :
400 g de azúcar blanco
200ml de agua mineral
50 ml de zumo de limón

Modo de preparación :

Más fácil imposible.
En un cazo, si es de doble fondo mejor, ponemos el azúcar y el agua a hervir. Una vez que rompe a hervir, añadimos el zumo de limón, y cuando vuelve a hervir, bajamos el fuego a mínimo. Dejamos así, sin tocar, sin remover, 30 minutos.
Pasado este tiempo, apagamos el fuego, dejamos enfriar el jarabe, y la guardamos dentro de un tarro de cristal.

Enjoy it!
Con amor, Eni.

  • Se utiliza mucho en la industria alimentaria, sobre todo en la elaboración de helados por su poder anticristalizante.
  • También evita que los azúcares cristalicen en alimentos dulces en los que se desee una textura suave.
  • El azúcar invertido es muy higroscópico, por lo que mantiene la humedad de productos de panadería, bollería y pastelería.
  • La miel es una mezcla (principalmente) de glucosa y fructosa, lo que le da propiedades similares a las del azúcar invertido y por eso tiene la capacidad de permanecer líquida durante largos períodos de tiempo.
  • La mermelada, produce azúcar invertido por la acción del calor y los ácidos de la fruta.
  • En los cigarrillos se utiliza el azúcar invertido para añadir aroma.
  • Información :Via Wikipedia

Aunque el azúcar no tiene nada que ver con las fotos que os voy a enseñar,
me hacía ilusión subirlas aquí también, así los que no me sigan en mis cuentas de Fb o Instagram, los puedan ver.
Hemos visitado el Ullal de Baldovi, que se encuentra cerca de Sueca, Valencia. Es un pequeño parque natural. Tiene lago, y muchas fochas, si así se llaman estos pequeños que tanto parecen a los patit os. De camino hemos observado los campos de arroz, ya vacíos pero aún así muy bonitos.
Espero que te guste este pequeño viaje fotográfico.













20 de noviembre de 2017

Corn bread, el pan de maíz americano

¿Te suele pasar, probar receta tras receta hasta dar con el sabor que te recuerda de buenos momentos de tu infancia?
He buscado el sabor del pan de maíz que hacía mi abuela, la madre de mi padre.
Me acuerdo cuando me llamaba a subir a su casa, para darme un dado enorme de pan de maíz. Dulce, y sabroso. Con pepitas de maíz dulce. Y me bajaba al patio de la finca donde vivíamos mi familia y mis abuelos, me bajaba tan contenta, comiendo el pan de maíz y compartiendolo por supuesto con las amigas, un mordisco para mi, un mordisco para ti, hasta acabarlo. 
Hice pruebas a muchas recetas, hasta dar con esta, de la bloguera @fitmittenkitchen.
La textura que se veía en la foto me recordaba el pan de mi infancia, y decidí probarlo.
Así, después de mucho tiempo, he utilizado mis cups, ingleses, para medir ingredientes. Los traje de Londres, pero no llegué a utilizarlos aún. Cuatro cacharritos de porcelana en dos tonos de color rosa con corazones en la base. Me enamoré de ellos a primera vista. Y aunque pesan un huevo, los traje en la maleta, esta maleta que siempre se queda demasiado pequeña o se vuelve demasiado pesada a pesar de que vas tirando, eligiendo  las compras, la ropa, y juegas un buen rato el tetris con las cosas, hasta que consigue meter casi todo...
Hago este pan cada semana. Y puedo decir que ha tenido muy buen aprecio en el círculo de los que lo han probado.
Me quedo con esta receta, hasta que otra me llame la atención. Pero ya, sin buscarlo.
Vamos con la receta, ¿te parece? 



Ingredientes :

2 cucharas soperas de semillas varias (sésamo, cía, girasol, amapola)
6 cucharas soperas de agua mineral
3/4 cup leche
1/4 cup nata agria o yogurt griego
2 cucharas de café de vinagre blanco o de manzana
1 cup sémola de trigo duro (el amarillo)
1 cup harina de fuerza
1/4 cup harina de almendra
1cucharadita y medio de royal
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar (puedes prescindir del azúcar)
1/2 cup salsa de manzana o zumo de manzana
1 lata pequeña de maíz dulce
1/3 cup aceite de girasol
1 cucharadita de aceite y harina para espolvorear


Modo de preparación :

La preparo es muy sencilla.
Mezclamos la leche con el vinagre.

Mezclamos las semillas con las 6 cucharadas de agua.
Disponemos de todos los ingredientes sobre la mesa, y en un amplio bol mezclamos todos los ingredientes. Tal cual, con la ayuda de unas varillas. No necesitas robot de cocina. Una vez que la masa es homogénea, resulta una mezcla bastante líquida, como una masa de tortitas americanas, pero más grumosa.

Untamos un molde redondo de quique con fondo desmoldable la untamos con aceite y espolvoreamos harina con la ayuda de un tamizador.
Vertemos la masa y horneamos durante 18-22 minutos a 180 grados
Pinchamos el pan con palillos de dientes para comprobar si está hecho, y sacamos del horno.
Dejamos 5-10 minutos a enfriar, cortamos y servimos.

Enjoy it!
Con amor Eni.


Una buena presentación es servir los dados de pan de maíz con tomatitos cherry confiados. Tienes la receta aquí, de hecho es la última receta que publique.

Este corn bread fue, el primero que hice.
Las siguientes veces he dejado el pan un minutito más en el horno, para que se dore más por encima.
Tu elige el color que más te guste.


17 de noviembre de 2017

Castañas asadas

Llegó el frío. Y junto con el, los turrones en los estantes de los supermercados. Tambi
én el frío, pero sin precipitaciones que tanto hacen falta. Ya no es, tener el lujo de ver nevar, es la necesidad de que llueva, y que vuelva a llenar los pantanos vacíos y medio vacíos. Pero, las fechas, dicen que se acerca la Navidad, así que han salido los trabajadores de los ayuntamientos para montar los gigantescos árbol de Navidad, luces y otros detalles de la temporada.
Con la llegada del frío aparece la mujer de enfrente de la estación de trenes de Valencia, que vende castañas asadas y maíz frito.
Si, era esto a donde quería llegar. Castañas. Mi hija pequeña que va a la uni por la tarde, llega a casa siempre tarde, por la noche. Y lleva un par de semanas diciéndome, "mamá, estaba otra vez la mujer que vende castañas, que bien huelen, mmm"
Así que este domingo por la tarde noche tuvimos plan de castañas asadas al horno.
Son muy fáciles de hacer, y huelen casi casi igual que las de estación.


Ingredientes :
Castañas
Un poco de agua.

Modo de preparación :
Hacemos dos cortes, en forma de cruz con la ayuda de un cuchillo con punta.
Colocamos las castañas sobre una bandeja previamente forrada con papel de horno.
Salpicamos con agua y horneamos durante 20-25 minutos a 200 grados.
Si están bien asadas, son fáciles de pelar.
Enjoy it!

15 de noviembre de 2017

Tomatitos confiados

Conozco a Belén de Cupcakesagogo por sus increíbles macarons y sus fotos impresionantes. Pero como ella misma dijo, el hombre no vive solo de dulce, he descubierto sus recetas saladas, que muchas veces las puedes ver en directo en Ig, y esto es genial. Vi, el otro día, una foto con unos tomates cherry confiados, porque no por nada se dice, que primero comemos con los ojos. Gracias a sus fotos, llegas a babear un buen rato, después claro, te entra la curiosidad y ves a su blog, para ver la receta.
Para mi sorpresa, me encontré con una receta super fácil. De estos que me gustan, sencillos y ricos. La clave de esta receta es tener una mezcla de ingredientes, que se llama Zaatar. Una mezcla de especias que se puede encontrar en las cocinas de Oriente Medio, como, Siria Líbano y Turquía.
La mezcla se compone de sal, órgano, tomillo y ajedrea. He buscado en Internet y llegué a la conclusión que el tomillo es lo mismo con la ajedrea. Pero según me cuenta Belén,  son muy parecidas pero no son lo  mismo.
La Zaatar se puede encontrar en los grandes supermercados, pero si no la compras mezclada ya, pues haces tu mezcla en casa. No falta sal, ni orégano en casa, y si te gusta el tomillo, también tendrás en tu despensa un botecito. Fue un poco más difícil encontrar la ajedrea, pero lo conseguí mediante una amiga.
Así que me hice mi mezcla, partes eagles de cada condimento, una bolsita de tomates cherrys bonitos, y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
¡¿Has visto que fácil?!


Ingredientes :

Tomates cherry (si preparas más cantidad, la puedes guardar dentro de un tarro con Aove)
Zaatar
Aove


Modo de preparación :

Lavamos los cherrys y los secamos.
Cortamos cada tomatito por la mitad.
Los colocamos sobre una bandeja forrada con papel para hornear.
Espolvoreamos con el Zaatar y le añadimos un rico chorro de Aove.
Horneamos con paciencia, con amor, con mimo. Horneamos a 130 grados, durante una hora y media, dependiendo del tamaño de los tomatitos.
Guardamos los tomatitos confitados en un tarro esterilizado, y cubrimos con Aove.
Estos tomatitos son la guarnición perfecta para carnes o el ingrediente perfecto para una tostada.

Enjoy it!
Con amor Eni.




¿Que me cuentas? ¿Los harás?



Te quiero enseñar algunas fotos culinarias que suelo subir a mi cuenta de Instagram.
Espero que te gusten.





6 de noviembre de 2017

Tiramisu sin café

¡Hola chicas!
Hoy vamos a preparar un pastel de Tiramisu sin café, sin alcohol.
Hay raritos como yo, a quienes no les gusta el café. Mi hija pequeña tampoco no bebe café, no prueba postres que llevan café.
Sin embargo me encanta el olor de café recién molido.
Por esto y por mi, por Tatiana y por ti, vamos a preparar un delicioso y elegante pastel de Tiramisu con cacao puro.
Y, si!!! Tenemos Video receta!!! En mi canal de YouTube!! 


Ingredientes :

24 bizcochos soletilla(una bolsa entera de las buenísimas galletas marca Coral)
2 yemas de huevos L
250 g de queso mascarpone
60 g de azúcar
200 g de nata para montar
225 g de leche con 2 cucharadas de cacao puro
Cacao puro para espolvorear


Modo de preparación :

Nada más sencillo y no por esto menos elegante. Porque si preparas raciones individuales, el tiramisu puede resultar muy vistoso, elegante, bonito.
Así que está vez, no montaremos el tiramisu en una fuente, lo prepararemos en platos, montados con mucho gusto.


Hervimos la leche, y mezclamos con cacao puro. Dejamos enfriar completamente.
Batimos las yemas junto con la mitad del azúcar, hasta que blanqueen y doblen el volumen. Añadimos el queso mascarpone frío, y seguimos batiendo durante unos 5 minutos. No parar, se que al principio parece que se vuelve líquido, pero, NO OLVIDÉIS, que  una crema de queso, cuanto más bates, más cremosa se vuelve.
Guardamos la crema en la nevera, mientras preparamos la nata para montar.
En un bol amplio,  añadimos la nata, muy fría, batimos a velocidad baja, hasta que empiece a formar espumita. Añadimos el resto del azúcar (el que nos sobra de la mezcla de mascar pone con yemas) y, batimos subiendo la velocidad, hasta que se formen picos duros.
Sacamos de la nevera la crema de mascarpone y con la ayuda de una espátula, la mezclamos con la nata montada, con movimientos envolventes.
Ya tenemos la crema. La ponemos en una manga pastelera, con una boquilla redonda, grande,  como la que usamos a la hora de hacer macarons.
Cogemos nuestro platito y empezamos a montar el tiramisu.
Mojamos cuatro bizcochos en la leche con cacao. Las colocamos uno al lado del otro.
Cogemos la manga pastelera con la crema de tiramisu y rellenamos las superficies de los bizcochos, con bolitas de crema.
Colocamos otra capa de bizcochos encima, apretando suavemente para que se asienten, y volvemos con otra capa de crema.
Ahora sólo falta espolvorear una generosa cantidad de cacao puro encima y listo para guardarlo en la nevera.
Dentro de unas 4 horas de refrigeracion (pero mejor de un día para otro, os aseguro) se pueden servir.
¡Enjoy it!
Con amor, Eni y su pinche Tatiana.



Nos hemos inspirado de la video receta de Tamara, Platos fáciles con Tamara.